Search

Que la vida son tres vueltas…

Estas últimas semanas han sido de locura. La noticia de un nuevo bebé en la familia nos ha traído mucha alegría, pero también muchas náuseas, muchos planes y menos metros cuadrados. Esto sumado a varios proyectos fallidos, la resolución de otros que ya pesaban y unos cuantos nuevos, apenas he tenido tiempo para sentarme y escribir.

Y para rematar el mes, un desafortunado, y por suerte leve, accidente de tráfico me ha mantenido alejada del teclado, de las agujas y casi de la realidad.
Pero por suerte, la nube negra que me persigue no ha podido conmigo y poco a poco estoy recuperando mi vida. La ilusión por este nuevo bebé y el susto me han hecho replantearnos la vida, la manera de verla.
Cada vez tengo más claro que la vida es corta, frágil y maravillosa. Que gastarla en sufrir y en penar no es vivir. Así que, entre las obligaciones y convenciones sociales ineludibles, pienso tejer más, querer más y penar menos. Que la vida son tres vueltas ( dos del derecho y una del revés).

13 Comments

Deja un comentario