Search

Cuadernos de ganchillo

Como hacía mucho que no colaba un tutorial, ahí va uno pequeñito. 

“Como hacer un cuaderno con y para ganchillo”
“Con ganchillo”, es evidente (la tapa está tejida, en este caso, y se puede hacer también la contraportada). Y “para ganchillo”, por que este cuaderno es para que mi vieja a miga y joven ganchillera Isa apunte sus cosas de ganchillo e incluso se atreva con algún patrón propio (prometo enseñarte este verano a hacer amigurumi, en alguna quedada en el pueblo).
Es un regalo hecho con mucho cariño y con mucha intención (como casi todas los hechos a mano, supongo). Y os digo esto por que a mi me ocurre una cosa muy curioso cuando tejo algo para alguien en concreto, y es que no dejo de pensar en esa persona todo el tiempo. Supongo que esta dedicación de pensamientos le imprime a la labor un valor especial, como un poder mágico (todo el mundo sabe que los polvos mágicos no funcionan si no los usas con las palabras mágicas). O quizá solo sea que los hacemos con tanto cariño que el receptor lo nota al abrir el paquetito (eso y la cara de impaciencia que se nos pone, y la de alivio al ver que le gusta)
Bueno, que me enrollo:

Para hacer el cuaderno he usado hilo de embalar (del que se usa en las pastelerías para cerrar las tartas, que alguien me trajo un carrete empezado y que me esta durando muuucho). También se puede usar hilo grueso, o incluso lana (para un cuaderno de invierno, calentito!)
Hilo azul para coser las rayas del cuaderno, 50 folios cortados por la mitad (100 hojas), una cartulina gruesa, una perforadora de hojas (recomiendo una de dos agujeros, acabas antes y tienen mas fuerza que la que yo use de uno solo , que te dejas los dedos apretando) y argollas de presión (las venden en las papelerías y en el bazar chino), yo use 9.
Lo primero es contar los folios (A4) a la mitad, esto nos va ha dar la medida de la tapa (148 mm x 210 mm). Hay que cortar también la cartulina  a esta medida.
Y ya comenzamos con el tejido. Yo usé una aguja del 3, se empieza por una cadeneta de 148 milímetros y se tejen 47 vueltas a punto enano. La vuelta 48 se teje un punto si y otro no (un punto enano + una cadeneta + un punto enano dejando sin tejer un punto) y dos vueltas  a punto enano (en total, 50) para terminar.
El calado que queda en la vuelta 48 es para pasar las argollas.

Para el dibujo de rayas simulando un papel de cuaderno  (como los del colegio), hay que coser con hilo azul con despuntes (o punto hacia atrás, que no deja hueco entre una puntada y otra), dejando 6 vueltas abajo, cosiendo cada dos vueltas y dejando 8 antes de  los agujeros.
Una vez terminada la labor, se coloca sobre las hojas cortadas y con un lápiz marcas donde están los puntos calados de la vuelta 48. Luego retiras la labor y perforas las 100 hojas 9 veces (paciencia, que a mi me ha llevado tres días, que me aburría, paraba y seguía cuando me acordaba) y la cartulina (que será la contraportada)

Para finalizar, se une todo de nuevo, se abren todas las argollas y se meten por los agujeros, cerrándolas. Y ya está!!
Ya estoy pensando en uno tejido con rafia fina …., para el veranito…

9 Comments

Deja un comentario