Inblog

Tricotines a medida

Los tricotines son herramientas sencillas para aprender a tejer, y de uso muy fácil para los niños. Pero no siempre es fácil encontrar uno que se amolde a tus necesidades, tamaño y cantidad de puntos. Para poder tejer prendas diversas tendríamos que tener decenas de tricotines. Por esa razón a mi me gusta construírmelos a medida. Por eso os traigo tres maneras sencillas y baratas de construir tricotines. Además, al ser tan sencillos se convierten en una manualidad perfecta para hacer con los peques e introducirlos en el noble arte del tejido.

El primer telar circular o tricotín, esta hecho palas de madera de las que usan los médicos cuando te miran las anginas y un bastidor de bordado. Tan solo hay que aflojar las dos partes del bastidor e introducir las paletas entre ellas. Cuando tengas la cantidad de palas deseada, ajusta de nuevo el tornillo del bastidor y ya lo tienes listo para usar. Dependiendo del diámetro del bastidor y de la cantidad de palas podemos obtener tricotines de muy diversos tamaños.

– – – – –

 Para el segundo modelo, he usado el rollo de cartón del papel higiénico, palitos de helado y gomas elásticas. Coloca una de las gomas por fuera del rollo de cartón. Es importante que quede bien ajustada. A continuación ve colocando los palitos de helado enganchándolos en la goma. Cuando tengas toda la cantidad que desees, asegúralos con dos o tres gomas mas para que no se muevan. Y ya tienes un tricotan mas pequeño y muy fácil de manejar por los niños. Con este tamaño puedes confeccionar cintas para bolsos, guirnaldas para la habitación, fundas para el manillar de la bici o collares.

Y por último, el rey de los tricotines caseros, el tricotín de pinzas. Pero este os explico como hacerlo en el blog de Katia, que os hemos preparado un tutorial sencillo y muy divertido para hacer una bolsa con esta técnica de tejido.  Ademas hemos hecho unos vídeos para aprender a montar puntos y a tejerlos. Espero que os guste y os animéis a hacerlo en casa y todos a tejer!

11 Comments

Deja un comentario