Vivir la Navidad

Si, ya se que es pronto, que este año ha sido una mierda y que no parece que estas fiestas vayan a ser eso, unas fiestas. Pero me niego a que el pesimismo empañe mis ganas. Ya se que esta siendo difícil, que las restricciones por culpa de la pandemia no dejan mucho donde respirar y que todo augura que vamos a pasar el final de año en casita. Y es por eso que creo necesario volver a conectar con la esencia de esta celebración. Volver a pensar en invierno, en hogar, en oscuridad y en nido.

Seguramente me digáis que no todo el mundo tiene la suerte de estar cerca de la familia o de tener una casa cómoda donde vivir. Os aseguro que entiendo casi todas las circunstancias (no digo todas por no ser marisabidilla). Y precisamente por eso creo que es necesario más que nuca hacer hogar, con quien tengas más cerca, con quien convivas o contigo mismas.

La Navidad consiste casi en esencia es eso, en ser compasivo, en reflexionar y en honrar las tradiciones. Sean cuales sean, incluso si no tienes, es momento de crearlas y de buscar la parte más mágica de la vida. La compasión debe empezar con una misma y de forma natural se extenderá a los demás. Porque hay gente que sufre en estas fechas, que echa en falta a alguien y que casi odia esta época. Esta bien, eso también es escucharse y reflexionar.

Otras buscamos dentro de nuestra propia magia para volver a ser niñas y recordar lo que se siente al montar el Belén con papá o los nervios de la Nochebuena. Creo que casi podría recordar cada Navidad que he vivido, las cosas que he sentido y las que he sufrido. Los preparativos de la primera nochevieja fuera de casa, la búsqueda de bragas rojas y los atragantamientos de la risa con las uvas. Recuerdo muy vívidamente las fiestas que pase embarazada de la mayor y no me pude mover casi de casa entre gastrointeritis, nervios y amagos de parto. Recuerdo las primeras siendo cuatro. Y aun siento las primeras sin mi padre.

No lo puedo remediar, me gusta el frío, me gusta la Navidad y me gusta celebrar. Y desde que hay niños en casa tengo la excusa perfecta para olvidarme de ser adulta y celebrar sin pudor. Eso si, cada vez se han vuelto mas espirituales e íntimas mis celebraciones, incluso cada vez más vinculadas con la Naturaleza. Y con este año tan de estar en casa más aun.

Cuaderno de Navidad 2020

Es por esto que este final de año he decidido compartir con vosotras algunas de nuestras celebraciones, de nuestros ritos y de nuestros planes. Y todo lo he recogido en un Cuaderno de Navidad hecho entre muchas manos. Están las de mis hijos cocinando con chocolates (eligieron ellos) y haciendo manualidades. Están las de mi compañero de vida con su apoyo y sus consejos. Están las manos de las amigas, como Almudena @missdadaknits que nos ha prestado su talento para la selección de libros.

Las manos de expertas cocineras como Marjori, Esther y Diana que nos han alimentado y sujetado cuando la cuarentena nos dejó machacados. Y están las manos de todos nuestros ancestros y familiares que nos acompañaron en las celebraciones pasadas, tejiendo recuerdos con su sabiduría.

Este cuaderno está lleno de todos ellos. Y sobre todo está lleno de recursos para celebrar, para sobrellevar la incertidumbre y para hacer hogar, sea donde sea.

Aviso que los protagonistas son los niños y niñas ya que está escrito en su tono. Pero si obviamos eso, al final es una guía divertida y entretenida para disfrutar en Navidad. Casi todas las propuestas son fáciles de hacer y compartir con los vecinos, con la familia o hasta con los compañeros del cole.

El cuaderno es de descarga digital, pero si te apetece imprimirlo, te cuento que está diseñado en A5. Contiene manualidades, recetas, planes culturales, de ciencias y de tecnología para disfrutar desde casa. También tiene un juego para hacer cuando salgáis de paseo al parque o al campo (siempre de forma segura por favor) y un pequeño ritual de final de año que ayuda a cerrar un ciclo y a prepararse para el siguiente.

Yo personalmente estoy haciendo mi Adviento Bordado como ejercicio de reflexión y de cerrar ciclo. Está siendo muy interesante compartirlo con más mujeres que crean sus deseos a través el bordado. Si quieres saber un poco más, toda la información está en el post anterior.

Y eso es todo familia. Espero sinceramente que lo disfrutéis y os de ideas para crear nuevos recuerdos. Nos sentiríamos muy honrados de formar parte de vuestras celebraciones, aunque sea en la distancia. Os deseamos feliz Navidad y brillante final e inicio de etapa.

Deja una respuesta