pantuflas tejidas a mano con lana

Pantuflas confortables de lana

El invierno significa frío, y por eso es la estación en la que más me gusta usar calcetines o pantuflas tejidas. Son las mejores para guardar el calor y mantenerse confortable. Por eso he pensado que un patrón sencillo de pantuflas o sleepers os podría gustar. Y después de haber tejido unas cuantas y probado varios patrones creo que esta es la fórmula que más me gusta para tejer pantuflas confortables de lana.

Recién estrenado el año, nos ha sorprendido en la mayoría del país, un temporal de frío como hacía décadas que no nos azotaba. Tormentas de nieve, hielo y bajas temperaturas que a mi personalmente me han hecho conectar a tope con el invierno.

Al estar semi confinados por la pandemia estas navidades no hemos podido ir a la casa del pueblo, con lo que me sentía un poco desconectada del invierno en el campo. Pero con las nevadas de estos días lo han remediado. Mucho trabajo y preocupación también me han traído, no creáis. Vivir en una casa vieja con huerto en la terraza y una azotea encima nos ha dado quehaceres de lo previsto. Quitar peso de la nieve, revisar tuberías antes de las heladas, desagües, aislar platas y descongelar otras, y ayudar a los vecinos más mayores claro.

Así que por precaución nos vamos a quedar en casa estos días (además han suspendido las clases en varias comunidades). Y yo os propongo, para pasar mejor estos días tan fríos, tejer unas pantuflas. Son fáciles, perfectas para terminar con restos de lana (se pueden mezclar hebras distintas hasta obtener el grosor ideal) y le gustan a todos.
Para hacer estas pantuflas necesitamos:

  • Lana
  • Agujas 4,5 mm
  • Marcadores
  • Aguja lanera para coser
  • Tijeras

Para hacer una talla mediana (desde la talla 38 hasta la 40 aproximadamente) vamos a montar 29 puntos.
VUELTA 1: Tejer 9 puntos del derecho y poner marcador + 1 punto del revés y poner marcador + 9 puntos del derecho y poner marcador + 1 punto del revés y poner marcador + 9 puntos del derecho.
VUELTA 2: Tejer todos los puntos del derecho.

Repetir las vueltas 1 (pasando los marcadores cuando llegues a ellos) y 2 hasta que la labor mida 16 cm.

VUELTA 3: Tejer todos los puntos del derecho.
VUELTA 4: Teje todos los puntos del revés.

Repinte las vueltas 3 y 4 dos veces más.

VUELTA A: Tejer del derecho hasta que falten 2 puntos para el marcador + k2tog (tejer dos puntos juntos del derecho) y pasa el marcador + 1 punto del derecho y pasa el marcador + tejer dos puntos juntos SSK (desliza dos puntos como si fueras a tejerlos del derecho a la aguja de la derecha, introduce la aguja de la izquierda en esos dos puntos por las hebras de detrás y téjelos juntos del derecho) + teje del derecho hasta que falten 2 puntos para el marcador + k2tog y pasa el marcador + 1 punto del derecho y pasa el marcador+ tejer dos puntos juntos SSK + tejer del derecho hasta el final.
VUELTA B: Tejer todos los puntos del revés.

Repetir las vueltas A y B 2 veces más. Corta una hebra de 15 cm y con la aguja lanera frunce toso los puntos de la aguja de punto y remata. Une los dos lados de la labor por el revés y une cosiendo unos 12 cm para hacer la puntera. Remata.

Con otra hebra de lana cose el talón de la zapatilla uniendo los extremos y habiendo una costura recta. Remata. Dale la vuelta a la pantufla y listo. Teje la segunda zapatilla igual que la primera.

Para hacer tallas de niños montamos 23 puntos o usamos lana y agujas más pequeñas. Una tallas pequeña de adulto, 27 puntos. Y para tallas mayores hasta 35 puntos. Tened en cuenta que son muy elásticas estas pantuflas, así que id probándolas para ajustar el patrón o las agujas.

Espero que os haya gustado y disfrutéis tejiéndolas. Y si salís a la nieve, con cuidado por favor. Y al llegar a casa ¡bebida caliente y pantuflas de lana!

Deja una respuesta