• Home
  • CREAR
  • Tiempo de huevos, torrijas y margaritas
Search

Tiempo de huevos, torrijas y margaritas

Las vacaciones de Pascua o Semana Santa son perfectas para descansar, hacer manualidades, como pintar huevos de Pascua, tejer conejitos, pasear por al campo y recoger flores silvestres para hacer coronas o cocinar ricas torrijas

Las dos ultimas semanas hemos estado reservando huevos para pintarlos. Y la verdad es que nos hemos juntado con casi una docena de huevos pintados de muy diversas técnicas. Por eso he preparado uan selección de las más sencillas para hacer con los peques de la casa, hasta las mas sofisticadas.

Con unos pocos rotuladores, pintura, pegamentos y purpurina puedes decorara como quieras los huevos. Nosotros hemos hecho unos cuantos con rotuladores blancos sobre los huevos morenos y rotuladores de pincel marrones y negros sobre los blancos.

Para los niños es mas sencillo dibujar sobre ellos con rotuladores, pero si ya tiene mas destreza con los pinceles, dibujas flores sencillas, animalitos o simplemente aplicar colores es una técnica muy divertida y resultona.

La aplicación de tempera da un resultado mate muy interesante, y la acuarela unos cambios de color en aguadas muy sutiles. Tambien podeis usar pinturas acrílicas para que los huevos no se despinten on el agua o el roce, pero el resultado será un poco mas brillante.

Las posibilidades son infinitas. Pero si de verdad os atrevéis con algo más complicado, podemos teñir los huevos con tintes naturales.

Yo he sumergido los huevos en una solución de nogalina, pintándolos previamente con líquido enmascarador (que hace de reserva cuando se pinta con acuarelas) o con la técnica de pegar hojas y fijarlas con una media.

El resultado no ha sido del todo satisfactorio con la reserva de flores y hojas, pero con la reserva de liquido ha quedado realmente bien.

Supongo que si los hubiera hecho con tintes de comida como hago con la lana habrían quedado de unos colores muy interesantes. Os dejo el enlace a la entrada de los tintes en la cocina por si os animáis.

En cualquier caso, este año nos han quedado unos colores muy de la tierra, cálidos y suaves. Y hemos representado animales como la lechuza, la liebre y las abejas (ademas de las flores), que son los tradicionales de las festividades de primavera como Ostara o Pascua. Muchos de estos animales representan el renacer de la tierra, la llegada del buen tiempo y la vida misma.

Y como los conejos y las liebres son unos de mis animales favoritos (bueno y los roedores como mis cobayas, que han dado buena cuenta de los primeros girasoles) también quería tejer algunos para estas fiestas.

Animales de Pascua tejidos

Si hay algo que le gusta a mis hijos es que les teja animalitos. Lo he hecho desde que eran bebés, incluso ahora que la mayor ya es una adolescente. Sus peluches de apego los he tejido yo, animalitos y muñecas. Sirenas, conejos, ositos, jirafas y hasta lagartos.

Por eso en esta ocasión quería hacer unos conejitos a dos agujas. Y después de buscar varios patrones y tutoriales, me decidí por estos pequeños del blog Little Cotton Rabbits. Sus personajes de algodón, con sus vestiditos y accesorios son una delicia. Así que navegando encontré este tutorial básico para hacer animalitos pequeños. Con muy poco hilo, relleno y dos agujas puedes hacer estos conejos.

Para el conejo blanco usé unos restos de alpaca de All You Knit is Love que me sobraron de unos calcetines. Un poquito de hilo para bordar la carita y listo.

Com el tutorial es fácil y bastante rápido, me lancé a hacer un gato y un cerdito, esta vez con lanas letonas y una bolita de lana de calcetines algo más fina que la alpaca, con lo que los chiquitines han salido de menor talla.

Seguramente los mas complicado de hacerlos es unir las piezas tan pequeñas, pero con una buena aguja de bordado de lana y paciencia quedan muy bien. Bueno, a veces quedan un poco contahechos como las patitas de mi gato o la nariz tan grande del cerdito, pero no me importan porque les dota de bastante personalidad.

foto de Dot Pebbles Knits

El segundo de los experimentos ha sido con el patrón de conejito de Dot Pebbles. Aun esta en proceso porque tejer animales con forma real (en 3 dimensiones) a dos agujas es un poco mas complicado. He tejido muchos amigurumis pero en ganchillo la construcción de una figura es más intuitiva. En punto tejes un poco a ciegas siguiendo las instrucciones y esperando que en algún momento tenga la forma deseada.

Así que yo sigo tejiendo y espero que esto de aquí arriba alguna vez se parezca al bebé de conejito adorable de más arriba. He combinado lanas de calcetines como la de LANG YARNS con alpacas de Drops y baby alpaca de Ama la Lana con seda que le da ese aspecto algodonoso. En los patrones recomiendan siempre agujas circulares, así que he usado mi juego nuevo de PERFECT de Ponny Needles, que son de madera sostenible y con un cable muy blandito.

Y si os decidís por tejer alguno de los patrones de Dot Pebbles os recomiendo el cervatillo, los petirrojos o el muy querido Conejo Peter de los libros de cuentos de Beatrix Potter. Podéis encontrar los patrones a muy buen precio en su tienda de Etsy.

Torrijas de Semana Santa

Una cosa que no os he contado antes es que hacemos con tanto huevo fuera del cascarón. Normalmente cuando preparamos huevos para pintar los pico en los extremos con un punzón y luego soplo para que salga todo el contenido en un plato.

Ademas algunos de los huevos que hemos usado son de gallina en libertad, como los que me regaló Bea cuando la visitamos en su granja de alpacas Alpacas as Bolboretas. Pero esas es otra historia que os contaré pronto. Aunque ya se puede apreciar el vinculo que me une casi todo en esta entrada y es el hilo suave y peludo de estos camélidos.



Volviendo a los huevos de gallina feliz, estos son de una corteza muy dura y resisitente, asi que fueron perfectos para pintar. Y ya venían envueltos en esta maravilla artesana de las peques de Bea Revirichando que le pone tanto cariño a su granja como a su familia.



Y con tanto huevo, algo de piel de naranja, canela en rama, cardamomo y azúcar preparamos el pringue de las torrijas. Porque no hay Semana Santa sin torrijas.



Yo sigo una receta muy sencilla que consiste en poner leche a hervir con los ingredientes anteriores durante unos minutos. Luego dejas templar la leche, la cuelas y remojas las rebanadas de pan duro.

Cuando han absorbido bien todo el liquido las rebozas en huevo batido y las fríes con abundante aceite. Yo uso una mezcla de oliva suave con virgen extra para que no sea demasiado intenso el sabor al freírlas.

Y cuando estén listas, templadas y bien escurridas, las espolvoreas con una mezcla de azúcar y canela en polvo. También se pueden hacer en almíbar de vino o de miel, servirlas con nata, con helado o con un chorrito de licor por encima. Las comas como las comas son un placer para los sentidos y el sigo inequívoco de que ya es primavera.

Y con el extra de pieles de naranja (como podéis ver en esta casa no se tira nada) he dejado secar algunas para hacer incienso y para añadir al té, y otras que salieron enteras las que guardado para hacer velas de aceite.

vela de naranja y aceite vegetal con semillas de anís

Corona de flores

Y como no hay días de fiesta que no nos traigan paseos por el campo, este fin de semana mi hija, aprovechando que ha sido mi cumpleaños, me ha enseñado a hacer coronas de flores.

Y os aseguro que me ha encantado hacerlas, incluso venciendo a mi alergia. Un paseo por el prado y recogimos margaritas, la primera lavanda y dientes de león. Y con la ayuda de un palillo me enseñó a hacerle un agujerito a los tallos para tejer la siguiente flor.

Hicimos un montón de guiernaldas y le llenamos la casa a la abuela de florecillas y de algún que otro insecto que se vino con ellas, pero eso es la consecuencia habitual de tratar con amantes de la naturaleza.

Incluso alguna terminó encima de mi tarta de 44 primaveras. Que no podía ser de otra cosa que no fueran fresas y nata, mi tarta favorita.

Y con este último bocado solo me queda desearos buenas vacaciones y que disfrutéis de la naturaleza todo lo que podáis.

Deja un comentario